Hablamos tu idioma... o tratamos al menos.

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 31 de diciembre de 2016

La de "Resumiendo."

Faltan un par de horas para que termine el año. Y en estos tiempos es que todo el mundo se pone reflexivo. Hacen un recuento de qué les dejó el año saliente, qué lograron, qué perdieron, etc.

¿Hago el mío? Claro, es mi blog, berrincheo y hago lo que se me antoja en mi autocracia. Si no querés leerme, ahí arriba está el botón de cerrar ventana.

En fin, este año me dejó varias cositas, pocos logros, un fracaso redundante. Pocos logros en el sentido de que pude terminar algunos cursos, aprender algunas cosas más que en este mundo de permanente actualización no sólo son importantes, sino necesarias. ¿Un fracaso? Claro, mi segundo intento de iniciar una empresa, un emprendimiento propio. Parece mentira que si lo proyectás de forma que nada puede salir mal... todo sale mal. De una, así, de arranque.  Cosa de matarte de entrada. Y si das pelea, con esa rebeldía de "no, yo no me rindo", el final es inevitable a los pocos meses. Pero todo te deja algo. Mi balance es positivo. Hoy sé con certeza varias cosas. Con respecto a mí, una etapa más que superada.  Ya no estoy en conflicto conmigo mismo. Primera vez en bastante tiempo. Digo, me costó carísima la lección. Pudo costar más. De hecho, no costó más de milagro. Pero es lindo sentirse entero, uno mismo, completo.  Tus acciones dictadas por tu conciencia. Creo que eso es la base. Y eso se traduce en una tranquila noche de sueño. ¿Relación con el resto? Ahora normal. Mis amigos de toda la vida están conmigo, me rodean. Saben que cuentan conmigo, así como yo con ellos. Es muy linda la sensación de sentirte cuidado. Una familia de hierro y esos "hermanos que se eligen con el corazón"... los amigos. Los de verdad. Otra lección. La rueda ya fue descubierta, y vos no la vas a descubrir de nuevo. ¿Qué es esto? Una lección, un mentiroso miente, un traidor traiciona. Y una persona falta de lealtad... no te va a ser leal. Si no comparte tus principios y forma de pensar... ¿qué estás esperando de ellos? No querido, hacé caso a quienes te avisaron que no te mezcles con ellos, porque no vas a ganar nada. Al contrario, es mucho lo que podés perder. Lecciones aprendidas por las malas. Pero aprendidas.  Ahora sí, entero. Sin conflictos. Sin alarmas, sin sorpresas, es lindo mirar hacia adelante. Por primera vez en tiempo, sentís ganas de proyectar, programar, y por qué no, soñar.  No me gusta este tipo de cosas, ponerse reflexivo. Pero me parece que el año próximo va a ser promisorio. Espero que el tuyo también.

sábado, 24 de diciembre de 2016

La de "No te sientas mal"

¿Qué hombre normal, o que se precie de tal, no se sintió mal cuando vio "300"? ¿te acordás? Leónidas y sus 300 amigos del gimnasio haciendo frente a un montón de feos y gordos persas. Más alla de las alusiones homo.... lo que sean, el estado físico de estos monos nos hizo sentir mal. Mientras las mujeres abrían unos ojos como el dos de oros... nosotros lo primero que hicimos fue mirar la panza. Segundo los brazos y tercero dedicar una mirada de bronca a nuestra pareja que disfrutaba a nuestro lado de una imagen que difícilmente vería de nuevo en la vida. Pero con esta nota nos reivindicamos, sí ¡recuperamos nuestra dignidad!.  ¡Esa imagen no era real! Gerard Butler, el rey escocés de Esparta, se mató a gimnasio durante MESES, se mató a dieta durante MESES... estoy poniendo en mayúsculas las palabras equivocadas, en fin, lo escribo a medida que lo pienso. Sí señor, y aquí está la prueba. Así que , señores, viva la cerveza que engorda, el asado, el chivito, el chajá con dulce de leche y todas esas delicias propias del Uruguay que nos gustan tanto y que nos miran raro cuando las comemos y nos dicen "eso engorda". ¡Ahora podemos contestar "¡No me importa!"!.  Sí, señores, estamos redonditos, pero en forma, redondo ES una forma, ta??. Sino, miren al gran Leónidas.


¿Dónde está Esparta ahora, Rey Leónidas? Naaaa dejate de joder, vamos los gorditos!!!

jueves, 3 de noviembre de 2016

La de "Otro tema más"

Estoy sin tiempo, no es que no hayan pasado anécdotas, hubo miles, pero cero, cero! tiempo de contarlas.

Una es que se me pegó este tema, que me gustó por cierto...

Escuchalo, está bueno, no?

saludos.


lunes, 5 de septiembre de 2016

La de "Tema a la carta"

Un tema rapidito, me gustó muchísimo. Nickelback y este "Far Away". Buenísimo.


miércoles, 31 de agosto de 2016

La de "Canciones nostalgiosas..."

Sí, ya pasó la Noche de la Nostalgia, y fue lindo sacar el viejo pasa cassettes y volver a escuchar toda aquella música que escuchaba de adolescente, cuando estudiaba hasta laaaaargas horas de la noche, o aquellos temas que bailábamos con nuestra barra de amigos y... bueno, aspirantes a más, ja ja, Uno de los temas que sonó fue este. Cuando empezaron los acordes, y visto que todos sabíamos la letra, nos miramos enseguida. Ninguno de los guachos modernos entendió. Obvio, era Roxette, no Márama ni Rombai. En fin, quiero postearlo y ver si les gusta a los .... ¿ninguno? no, no queda nadie de los "cinco". Así que a disfrutar este "Far away" de Roxette, lo posteo subtitulado por si no sabés inglés.



y ya que estamos, para no hacer otro post, agrego este "Never is a long time", también de Roxette.  Y si por una de esas graaandes vicisitudes de la vida, estás leyendo esto, y / o escuchando los temas, quisiera decirte de todo corazón y sin rencores, que me gustaría mucho seguir aquella charla que tenemos pendiente desde 1997. Así, al éter, a la blogosfera mando esta botellita con un mensaje. Te mando un enorme abrazo.

domingo, 28 de agosto de 2016

La de "Sólo en mi Salto"

Otra perlita. Salto Shopping, planta alta. Sin palabras. Al mejor estilo del Chavo del Ocho. Temo por el futuro del Uruguay.

La de "Sólo en mi Salto"

La verdad que mi querida ciudad  se pone como para pasar las imágenes en una presentación con el tema "parece mentira las cosas que veo, por las calles de Montevideo..."... no, no queda bien. Tenemos que buscar una para Salto. La de hoy... y habrá otra fresquita de ayer, es un cartel en la calle.  Si querés buscá las calles, Verocay y Charrúa. Hay un cartelito que reza que la calle está cortada... a 10 km!!. Si te ponés a pensar... hay sólo 3 km entre ese cartel y el Río... o sea, que la calle se c orta en Concordia, Argentina??, no sé. Miralo vos y decime qué te parece.

viernes, 5 de agosto de 2016

La de "El mundo al revés"

En un mundo donde se pasa adorando figuras creadas para televisión, donde se le da más importancia al tatuaje nuevo que se hizo una pelotuda hija de papá, o a la vida ostentosa que se da una tipa que lo único que hizo en su vida fue mostrarse desnuda en televisión, o a través de las redes sociales, se suele olvidar a quienes dedicaron su vida para hacerlo mejor.

Un caso notorio es el de John Nash. Fue un matemático, ganador del premio Nobel. ¿No sabés quién es? ¿Viste "Una mente brillante"? Aaaah ahora sí. Bueno, la película está basada en su biografía, más allá de una que otra libertad que se hayan tomado con el fin de hacer la peli.

John Forbes Nash nació el 13 de junio de 1928 en Virginia Occidental, Estados Unidos. Se dedicó a estudiar matemáticas, y se especializó en teoría de juegos y procesos de negociación.

Inventó un juego «matemáticamente perfecto» (en el cual se basó posteriormente Hex) y en 1949 escribió un artículo titulado Puntos de equilibrio en juegos de n-personas,8 en el que definía el equilibrio de Nash. Con 21 años se doctoró con una tesis de menos de treinta páginas sobre juegos no cooperativos, bajo la dirección de Albert W. Tucker. Consiguió inmediatamente reconocimiento entre el resto de los especialistas y poco después comenzó a trabajar para la RAND, una institución de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos dedicada a la investigación estratégica.

Sin embargo, como a todos los genios, su vida se vio ensombrecida bajo la forma de una enfermedad mental: la esquizofrenia paranoide. Creía que todos los hombres de corbata roja eran parte de una conspiración comunista para atacarle. Las alucinaciones lo acosaban de tal forma que estuvo en varias ocasiones recluido en un psiquiátrico.

Sin embargo, viendo que los fármacos lo afectaban de mala manera sin ayudarlo, o si bien las alucinaciones se iban, otra fasceta de su vida se veía afectada, decidió dejar los fármacos y solucionar por sí mismo el problema, ignorando las alucinaciones por completo.

En 1994 recibe el Premio Nobel en reconocimiento a su labor.

El 23 de mayo del pasado año de 2015 murió en un accidente de tránsito junto a su esposa Alicia.

Al menos en esta región del mundo, no se le  dio mayor trascendencia. Siguieron publicando artículos de las "wandas naras", los "tinellis"  y cuanto parásito desculturizante viven de ese podrido submundo.

Así que desde acá me toca homenajear y decir adiós a una mente brillante que afectó mi carrera, y cuyo trabajo tengo el privilegio de perpetuar al enseñárselo a mis alumnos, junto con su vida y resolución a no darse por vencido.

sábado, 30 de julio de 2016

La de "Sólo en mi Salto".

Muchos echan la culpa de la falta de progreso de un país a sus gobernantes, cuando los mismo son un reflejo de la sociedad. Si un país no progresa, es culpa de sus mismos habitantes. Cuando nos proponen una medida "primermundista", con la frase "En Holanda funciona" o "En Alemania funciona", tenemos que analizar un detallecito. ¿Cómo es la gente en Alemania? ¿Cómo es de educada? Allá, por ejemplo, casi no hay canillitas, repartidores de diarios. No. Hay unos escaparates con todos los diarios, y una ranura para poner una moneda. La gente viene, pone una moneda, el escaparate se abre, retira UN diario, y lo cierra. Poné el mismo escaparate en la plaza Artigas. El primero que llega, el vivo, el "mirá qué crá que soy", se lleva todos los diarios. Y no sé si no se pone a venderlos en la misma esquina. No. Acá hay cosas que no andan.  Y es culpa nuestra, de "lo vivo que somo, vite?, si somo uno crá somo". Sino fijate lo que pasó el martes pasado. Se "descubrió" en el centro de la ciudad, en la esquina de calle Uruguay y Amorín, pleno centro, una estatua homenajeando a Luis Suárez. Sí, cierto, Salto ha dado muchos campeones. Incluso que han hecho más por la ciudad que Luisito, que se las tomó de joven y jamás volvió. Federico Moreira vive y trabaja acá. Edison Cavani viene muy seguido a ver la familia y colaboró con la gente que se vio perjudicada con las inundaciones. El Cacique Medina es salteño y viene cada tanto. Pero no, había que homenajear al que nos dejó fuera del mundial. Ta bien.  El punto no es ése. El punto es que el martes se pone la estatua... y hoy sábado...cuatro días después... desapareció la pelota!! Sí señor. En pleno centro. Con cámaras de seguridad en las cuatro esquinas. Enfrente hay un banco, con guardia las 24 horas, ¡y nadie vio nada!. Al lado, hay una parada de taxis... a 2 metros... ¿y no vieron nada? en fin. Sólo en mi Salto pasan estas cosas. Fiel reflejo de una sociedad en decadencia, y que no progresa por culpa de sí misma. Así vamos.

Nota original de Subrayado

jueves, 28 de julio de 2016

La de "Cuentos que no son cuentos" Parte II

Esta es el resultado de escuchar música folclórica. Costumbre maldita, impuesta por unos padres que los sábados por la mañana, mientras estudiaba (pregunta ¿qué hacían en  casa AMBOS padres un sábado por la mañana? otro tema) irrumpían en la privacidad de mi cuarto/estudio para obligarme a cambiar la música. Cierto, yo molestaba a medio mundo, pero lo siguieron haciendo aún cuando escuchaba música con auriculares. Tenían la maldita costumbre de entrar sin golpear y quedarse ahí mirando como fantasmas hasta que me percataba de su presencia. "¿Qué escuchás?" "No no, los sábados de mañana es más lindo escuchar folclore."  ¿Resultado? Odié la música folclórica, odié los programas de radio que pasaban los mismo chistes de Luis Landriscina una y otra vez (¿Alguien alguna vez  se animará a decirle que no tienen gracia? Ninguna gracia!!!) hasta que me casé. Pero algunos temas en particular me los bancaba, sobre todo aquellos que solíamos cantar en barra cuando salíamos de campamento, o cuando nos juntábamos los fines de semana en casa de algún amigo. Uno de esos temas es precisamente, "La niña de Guatemala", por Los Olimareños. Hace poco escuchaba ese tema en youtube, cuando se me ocurrió mirar los comentarios. Y cuál fue mi sorpresa ver que la historia fue real... y el protagonista no fue otro que el mismo José Martí.


La protagonista se llamaba María García Granados y era hija de un general. Cuenta la historia que Martí viajó a Guatemala y María fue una de sus alumnas. María se enamoró perdidamente del poeta, pero el mismo le aclaró que no podía corresponder a su amor por estar prometido con otra mujer. Martí deja Guatemala, para regresar, ya casado, tiempo después. No tiene contacto con María en principio, quien le envía la siguiente nota:

"Hace seis días que llegaste a Guatemala, y no has venido a verme. ¿Por qué eludes tu visita? Yo no tengo resentimiento contigo, porque tú siempre me hablaste  con sinceridad respecto a tu situación moral de compromiso de matrimonio con la señorita Zayas Bazán. Te suplico que vengas pronto.

Tu Niña.
Cuenta la historia que María fue a nadar con una prima, haciendo caso omiso a un problema pulmonar que tenía. Su enfermedad se agravó, muriendo de neumonía poco después.  Fue enterrada en el Cementerio General de Ciudad de Guatemala. Su mausoleo es uno de los más visitados aún hoy.



José Martí la inmortalizó en su poema "La niña de Guatemala", y varios artistas, incluidos Los Olimareños, le dieron música.




Quiero, a la sombra de un ala,
contar este cuento en flor:
la niña de Guatemala,
la que se murió de amor.

Eran de lirios los ramos;
y las orlas de reseda
y de jazmín; la enterramos
en una caja de seda...

Ella dio al desmemoriado
una almohadilla de olor;
él volvió, volvió casado;
ella se murió de amor.
Iban cargándola en andas
obispos y embajadores;
detrás iba el pueblo en tandas,
todo cargado de flores...

Ella, por volverlo a ver,
salió a verlo al mirador;
él volvió con su mujer,
ella se murió de amor.

Como de bronce candente,
al beso de despedida,
era su frente -¡la frente
que más he amado en mi vida!...

Se entró de tarde en el río,
la sacó muerta el doctor;
dicen que murió de frío,
yo sé que murió de amor.

Allí, en la bóveda helada,
la pusieron en dos bancos:
besé su mano afilada,
besé sus zapatos blancos.

Callado, al oscurecer,
me llamó el enterrador;
nunca más he vuelto a ver
a la que murió de amor.


miércoles, 27 de julio de 2016

La de "Cuentos que no son cuentos" parte I

No hace mucho tiempo, me enteraba (conste que no soy muy ... "enterado" de lo que pasa en ciertos ámbitos), que había una historia cierta detrás del tema "En el Muelle de San Blas" del grupo Maná. Si bien estos tipos son unos desinformados como yo (cuando estuvieron en Uruguay uno gritó "salvemos la selva uruguaya".... ¿Selva uruguaya? ¡En Uruguay no hay selva, GIL! Es como decir "salvemos los glaciares paraguayos".), decía, tomaron una historia muy linda de México y la transformaron, libertades literarias mediante, en una canción muy hermosa.



Cobra mucho más sentido cuando se sabe que hay una historia real detrás del tema: A sus 14 años de edad, Rebeca Méndez estaba prometida para casarse con "Manuel". Como otros tantos pescadores, él se adentró en el mar. Se cree que la tormenta Priscila fue la causante de su muerte, como la de otros tantos pescadores que estaban en el mar tratando de ganarse el pan.  Al verse "abandonada", Rebeca vistió su ajuar y caminó por días en la playa El Borrego, en San Blas, esperando a su amor. Cuenta un historiador que en las ramadas muchos le ofrecían comida, porque se compadecían de ella visto que también habían perdido familiares y amigos en esa tormenta. Rebeca tejía ropa para muñecas y curiosidades que vendía en la plaza. Tras la tormenta, su familia vino por ella y se trasladó a Jalisco, donde falleció a sus 63 años. Cuenta el mismo guía que una vez, tras salir del museo de la Contaduría, Rebeca pasó por el panteón de la marinera. Al ver las cruces creyó que su novio estaba sepultado en una tumba, y pensó en llevarle flores, pero antes preguntó "si los que morían en el mar tenían tumba." Lloró cuando le respondieron que no.

Falleció a los 63 años en Jalisco, México. Su cuerpo fue cremado, y sus cenizas arrojadas al mar, para que pueda seguir en la búsqueda de su amor.  Las autoridades piensan levantar un momunento para que el recuerdo de un amor tan grande no sea olvidado.

En los próximos días, posteo otra historia que fue la que trajo a colación todo este tema. Seguirla en el mismo ... bué, quedaría un post enorme.

viernes, 27 de mayo de 2016

La de "Siempre conmigo".

Nunca se fueron. Siempre están ahí. Cierto que no de una manera tangible, física. Ni siquiera virtual, porque ya ni un sms hemos cruzado. Pero por más que pase el tiempo, no entiendo por qué, siempre están. Siempre me queda ese no sé qué... que me da la impresión que aún están ahí. Incluso me animo a pensar que no son reales, que son proyecciones que creé yo mismo, porque en verdad me parece que son eso. Siempre en mi mente, pero fueron mi mejor invento. Pero de lo que el tiempo  debería borrar, siempre hay algo que lo trae de nuevo a mis pensamientos y recuerdos. Una matrícula. Un cartel de un kiosco. El nombre de una calle (vaya ocurrencia llamar así a una calle tan distante!). El color de una bufanda. Tantas cosas. Y todo vuelve. Tan cercano, tan vívido, tan... real. ¿Qué hacer? Creo que lo más sano es seguir con la "medicación" actual. Y que el Tiempo haga su trabajo de una vez.

miércoles, 24 de febrero de 2016

La de "Cuenta regresiva..."

Dicen por allí que el tiempo no espera a nadie. Hoy se cumplen siete meses desde aquel... bueno... "dos años, tal vez menos." Hay quienes dirían que esto es liberador. Como que es una especie de permiso para tirar por tierra todos los parámetros morales por los que viviste y ... bué, "living la vida loca". No lo veo así. Tal vez sea que todavía no hay síntomas. Tal vez sea que todavía estoy en la etapa de negación, en fin. Tampoco he visto en mi entorno esa clásica mirada de lástima, de "pobrecito"... hey! vamos al caso. Todos nos vamos a morir algún día.  Es más, puede que mañana los atropelle un auto y ... ¿quién vivió más? ¿eh?.  Pasaron muchas cosas en estos días. Muy ocupados. Se nos pasaron las "canículas" y tenía un artículo lindo para escribir sobre eso. Sí, las "tardes de perros". ¿Sabés por qué se les llama así? Se nos pasó la lluvia de meteoritos, un cometa, las estrellas fugaces.  Y hoy estamos  con que el  vicepresidente de la República, que siempre se presentó como "Licenciado" y "genetista"... no es ni licenciado y la carrera de "genetista" no existe. Así que encima de patinarse 900 millones de dólares de ANCAP, nos jodió mintiéndonos un título. Buuuuu, mal lo tuyo Raúl. Bué, no quiero hablar de política. Sólo hacer el descargo de este mes, a este ritmo voy lento. Pero en fin... a pesar de todo, positivos y seguimos sonando.
Este tema que voy a compartir siempre me dio esa idea, de tiempo que pasa, rutinario... en fin. es lindo.



♪♫
 Mi canción... de arlequín.... un vulgar ... berretín...
Esta breve eternidad ya llegó a su fin
y mi vida que se va pide más piolín...
♫♪

sábado, 9 de enero de 2016

La de "Seguimos sonando..."

Y sí, otro añito más y el bló sigue. ¿Necesidad de comunicación, como decían de un periodista coterráneo? Ponele, puede ser. Pero es lindo desahogarse y a veces compartir estos berrinches, aunque haya perdido a "los cinco" lectores que tenía y a veces comentaban. Ojo, no me importa. Este post de arranque de año se demoró un poquito, Pero quería compartir con ustedes este TEMAZO del grupo uruguayo Cursi, de su álbum "Del 2 al 70", es del año 99 más o menos... pero bueno. A mal tiempo buena cara, a poner buen ánimo y si estás bajoneado, para vos... acá está La Pachanga Falsa! A disfrutar!!